Las tablets como sedantes en niños antes de ingresar al quirófano

Dispositivo tecnológico podría mitigar el efecto de la ausencia de los padres cuando estos puedan acompañarlos en las cirugías.

La ciencia continúa sorprendiéndonos a diario. ¿Sabía que las mundialmente famosas tablets pueden tener efectos similares a los sedantes?

Ciudad de Guatemala. Ese aparato que a simple vista parece otro más en el oleaje tecnológico de las últimas décadas, puede perfectamente lograr los mismo efectos que los sedantes convencionales en niños, antes de someterse a alguna operación. Ello se comprobó en un estudio realizado por experimentados anestesiólogos.

El grado de ansiedad disminuye considerablemente en los infantes y a su vez la inducción de anestesia presenta mayor calidad durante la intervención quirúrgica.

 

 

El objetivo principal de permitir el uso del dispositivo es que los niños no sientan la ausencia de los padres cuando estos no puedan entrar al salón de operaciones.

Los responsables de esta interesante investigación analizaron detalladamente los efectos del midazolam, un sedante común empleado antes de suministrar la anestesia a los pacientes, y la llamada premedicación ayudada por el uso de juegos apropiados para niños de entre 4 y 10 años.

En este caso se midió la ansiedad, tanto en los niños enfermos a punto de someterse a una operación como en sus padres.

Se midieron las reacciones en ambos casos. A un grupo de niños se le suministró el midazolam de manera oral o rectal antes de la operación, en tanto, el otro grupo disfrutó de juegos virtuales 20 minutos antes de la anestesia.

Los resultados fueron sorprendentes y muy positivos. Los niños que estuvieron jugando con sus tablets antes de ser operados disminuyeron de forma notable su estado de ansiedad.

Así, se asemejan a los datos que reflejan el nivel de ansiedad de los pequeños tras medicarse con midazolam, señaló un artículo publicado en Eurekalert.

Se comprobó que los aparatos les eliminan el estrés a los niños que los utilicen unos minutos antes de arribar al quirófano. Otro tanto sucede con los padres, pues se relajan al saber que sus pequeños están distraídos en un momento tan difícil de sus vidas.

Una pesquisa llevada a cabo hace ya 10 años reconoció que emplear una tablet antes, durante y después de cada procedimiento quirúrgico ayuda al niño y su familia a concentrar sus fuerzas en la operación.

A propósito, una amplia gama de aplicaciones pretende ayudar a combatir el dañino estrés y a eliminar los grados de agitación en toda la familia, principalmente en los más pequeños de la casa, comentó Quizz.

You May Also Like