¿Cómo sacar esa cancion pegajosa de tu cabeza?

Una reciente encuesta filandesa reveló que casi el 92% de las personas experimenta imaginería musical involuntaria por lo menos una vez a la semana.

Ciudad de Guatemala. Hay canciones que afectan tu concentración, arruinan tu productividad y te llevan a una distracción absoluta. Cuando una canción se queda pegada en tu cabeza puede afectar tu estado mental.

El nombre científico de tener una “canción pegada” es imaginería musical involuntaria, lo que también puede llamase “síndrome de la canción pegada”.

Este es un fenómeno muy común. Una reciente encuesta filandesa reveló que casi el 92% de las personas experimenta imaginería musical involuntaria por lo menos una vez a la semana.

¿Por qué sucede?

Aunque es un tema enormemente complejo, estudios recientes han encontrado formas sencillas de entenderlo.

Como era de esperar, la razón principal es la exposición reciente y repetida a la canción. Sin embargo, hay otros factores en juego también, como la memoria activa. Tu cerebro puede haber creado un recuerdo firme al escuchar cierta canción, por ejemplo, en una fiesta. La próxima vez que estés de fiesta, esa cancion llegará a tu cabeza.

Además, estados emocionales fuertes pueden hacer que una canción se te pegue. Si escuchas una canción en particular cuando tienes una emoción fuerte (positiva o negativa) la próxima vez que sientas lo mismo la vas a recordar.

Que una canción en particular tenga potencial para pegarse en tu cabeza está respaldado por la ciencia. Un estudio de 2001 sobre las propiedades de las canciones que tenían más probabilidades de quedar atrapadas en la cabeza sugirió que “la simplicidad de la música” y la repetición contribuye a este síndrome.

Expertos de la Universidad de Londres sugieren que las melodías con notas que duran más pero están más juntas en el tono, son más probables que se queden en tu cabeza. Un ejemplo es “Waterloo” de ABBA.

De hecho, el estudio logró crear un modelo que podría predecir si la canción tiene el potencial para “pegarse”, con una tasa de éxito de más del 80%.

¿Cómo puedes deshacerte de estas canciones?

La mejor manera de deshacerte de ellas es encontrar una actividad que sea muy absorbente, la canción simplemente se deslizará fuera de tu cabeza. Pero si ves que no funciona y quieres sacar a este demonio musical, hay dos opciones: enfrentarlo o suprimirlo.

Opción uno es recibir a la pegadiza canción. Es lo que los científicos describen como método de “saturar y buscar el cierre”. Escucha la melodía hasta el final, a todo volumen, preferentemente cántala. Esperemos que al enfrentarla, la canción pegada desaparezca.

La segunda opción es encontrar una canción “cura”. Tiene que ser una canción que ahuyente al tema que odias, pero esperemos que no sea tan pegadiza y que tome su lugar.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: