Una ciudad contaminada puede causar Alzheimer

Los efectos de la contaminación pueden ser muy graves en el cerebro de las personas.

Ciudad de Guatemala. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Lancaster, Inglaterra, demostró que la contaminación ambiental tiene más efectos en la salud de las personas de los que se podrían pensar.

Una de las cosas que afecta más a la calidad de vida de los habitantes de una ciudad es la cantidad de partículas liberadas de parte de vehículos automotores según el estudio que se realizó en algunas muestras de tejido cerebral.

cerebroIFoto de internet

Según este estudio, las partículas desprendidas de la contaminación ambiental se convierten en pequeñas bolitas que son aspiradas por los humanos y se introducen al organismo, e incluso, algunas pueden quedarse incrustadas en parte de la corteza cerebral.

La peligrosidad de dichas partículas radica en el hecho de que al estar inmersas en un órgano, producen daños al cerebro o pueden contribuir al desarrollo de enfermedades degenerativas como Alzheimer.

Aunque hasta el momento existían diversos estudios en los que se analizaba la relación entre el aire contaminado y los pulmones, esta es la primera vez que se realiza uno en el que se analizan los riesgos para el cerebro.

contaminaciónFoto de internet

El informe, recientemente publicado en Proceedings of the National Academy of Science (PNAS) se analizaron muestras de 37 personas: 29 de ellas, contaban con una edad de entre 3 a 85 años y todas habían vivido y muerto en una zona de las más contaminadas del planeta, la Ciudad de México.

Para establecer este contraste, se analizaron también las muestras de ocho personas que habían vivido en Manchester, Inglaterra con edades de entre 62 y 92 años de edad.

Uno de los descubrimientos que más llamaron la atención fue que, si bien se sabía que en el cerebro humano se encontraban diminutas partículas de materiales metálicos provenientes de los alimentos que se consumen, es la primera vez que se encuentra un metal externo, la magnetita que se desprende de la combustión de vehículos automotores.

Para determinar que se trataba de un tipo de material ajeno al que se produce naturalmente en el cuerpo humano, los científicos analizaron las condiciones y forma de la magnetita y observaron que mientras los metales naturales del cuerpo se encuentran en pequeñas proporciones y son de forma dentada, en las muestras que analizaron la concentración de magnetita era de millones de partículas en un gramo de tejido cerebral, además de tener una forma redonda y lisa.

Este tipo de forma en una partícula de metal sólo se obtiene a partir de haber sido procesadas en motores a muy altas temperaturas.

Este estudio abre la posibilidad de estudiar de manera más precisa cómo es que la contaminación producida en las grandes ciudades contribuye al desarrollo de enfermedades degenerativas.

contaminacion ambientalFoto de internet

Aunque no se ha comprobado que exista una marcada relación  entre la adquisición de enfermedades como el Alzheimer y la contaminación , este estudio sugiere que existe una alta posibilidad de que esto sea correcto debido a que las partículas desprendidas de la contaminación ambiental generan hollín y otras sustancias contaminantes que entran por la nariz y, aunque algunas se quedan atrapadas, algunas otras se transforman, llegando de manera directa al torrente sanguíneo en tanto otras, que son más pequeñas, tienen la capacidad de llegar hasta el tejido cerebral, afectando su funcionamiento y haciendo a las personas más vulnerables a este tipo de enfermedades.

Fuente: LDD

You May Also Like