Conozca el primer banco de leche materna en polvo

La Leche materna es esencial para el correcto desarrollo del bebé. Por ello, los bancos de leche son imprescindibles. Y la leche materna en polvo una solución única y novedosa.

Ciudad de México. La leche materna es un alimento esencial en la vida de los neonatos. De hecho, es mucho más importante de lo que sabíamos hace unas décadas. A estas alturas, la OMS afirma ahora con plena seguridad que la lactancia materna “reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta”. Pero dar el pecho no es siempre factible. Existen madres con problemas de nutrición o enfermedades, así como situaciones que impiden un correcta lactancia para los recién nacidos, con todo lo que ello implica. Por esta razón existen los bancos de leche materna.

Estos se dedican a almacenar leche de origen humano sobrante, pasteurizada y preparada para alimentar a los niños. Sin embargo, pasteurizar la leche por el sistema tradicional puede suponer una pérdida nutricional notable. Pero eso podría tener solución gracias a la leche materna en polvo desarrollada en México.

Cómo hacer leche materna en polvo

La doctora Blanca Rosa Aguilar Uscanga, del departamento de Farmacobiología del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de México es la que ha dirigido el proyecto para crear leche materna en polvo. A partir de la leche sobrante de madres con niños recién nacidos, la leche es sometida a un proceso de deshidratación por aspersión a altas temperaturas. Dicho proceso consiste en evaporar las gotas de líquido por aspersión de manera que solo quedan los componentes deshidratados.

Este polvo se va recogiendo y almacenando, gota tras gota. Este sistema permite conservar casi todas las propiedades de la leche materna. Según los análisis realizados por el equipo investigador, solo el 10% de las propiedades nutricionales se pierde mediante este procesado. Así, la leche materna en polvo mantiene una calidad casi óptima.

leche maternaEste es el procesado en el laboratorio. Fuente: Universidad de Guadalajara

Y, ¿por qué es mejor que la pasteurización? Este otro proceso consiste en calentar la leche para eliminar los microorganismos peligrosos y permitir su conservación. Pero el calor y el tiempo son factores clave en la conservación. Cuanto más tiempo y más temperatura, más se degrada un alimento. Especialmente uno como la leche. Por eso, someter la leche materna a pasteurización, (aunque sea ultrapasteurización, que es más rápida) destruye parte de las proteínas y grasas que le confieren sus propiedades.

Sin embargo, al ser evaporadas en gotas, en fracciones de segundo, a las proteínas y grasas no les da tiempo a estropearse. De esta manera, solo se pierde el 10% de sus propiedades, tal y como afirman, consiguiendo una leche materna de calidad excepcional.

El primer banco de leche materna en polvo del mundo

Esta metodología es única en el mundo. Los bancos de leche materna existen desde principios del siglo XX. En ellos se encargan de recoger la leche, almacenarla y dispensarla comprobando que cumplen con todas las garantías sanitarias necesarias. Sin embargo, aún a pesar de lo positivo de estas leches, el procesado que reciben reduce la calidad nutricional. Con la leche en polvo, sin embargo, no tiene porqué perderse dicha calidad. Este sistema es único en el mundo para leche materna, por el momento.

Y ha sido íntegramente desarrollado en la Universidad de Guadalajara. La leche conservada de esta manera puede durar hasta seis meses sin perder sus propiedades. La intención del grupo es extender esta metodología a otros bancos y hospitales. El proceso, en realidad, no es costoso ni complicado, lo que permite su rápida y fácil adopción. Así, puede que los miles de bebés con problemas de alimentación en México (y en todo el mundo) tengan acceso a la necesaria leche materna de una forma más fácil a partir de ahora.

La importancia de la leche materna

Tras muchos años de estudios, cada día entendemos un poco más sobre el perfil nutricional y los efectos que tiene la leche materna en los niños recién nacidos. La leche materna es el primer alimento natural de los recién nacidos. Proporciona toda la energía y los nutrientes que necesitan durante sus primeros meses de vida y sigue aportándoles al menos la mitad de sus necesidades nutricionales durante su crecimiento. Tiempo atrás, como alternativa a la leche materna, apareció el preparado de leche para recién nacidos, que añade proteínas, grasas y azúcares de diversos orígenes a la leche artificial. Sin embargo, hace ya tiempo que se sabe que estos preparados no aportan todo lo necesario.

La leche materna contiene muchos compuestos, no solo nutricionales. Muchas de las sustancias que contiene promueven el sistema inmunitario, el crecimiento, la regulación… en cierto sentido, la leche materna “enseña” al bebé.

leche materna

Por ejemplo, promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. De hecho, la OMS advierte de la necesidad de alimentar al niño sólo con leche materna: “La lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades de la infancia, como la diarrea o la neumonía, y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad”. En sí misma, tal y como se ha comprobado, la lactancia natural contribuye a la salud y el bienestar tanto del niño como de la madre.

Es más, en el caso materno incluso disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario. Por todo ello, y por muchas más cuestiones, el acceso a la leche materna es tan importante. Y gracias a este proceso, muchos bebés tendrán la oportunidad de crecer alimentados por el mejor alimento que se les puede ofrecer.

You May Also Like