En el #Deporte y la igualdad de género, una victoria lleva a la otra

ONU Mujeres, el Comité Olímpico Internacional (COI) y Always se unen para celebrar el programa deportivo comunitario destinado a fomentar las habilidades de liderazgo y la confianza en sí mismas de las adolescentes, que quedará como parte del legado de los Juegos Olímpicos de Río 2016

Río de Janeiro—Coincidiendo con el inicio de los Juegos Olímpicos de Verano de 2016, que tendrán lugar en esta ciudad brasileña, ONU Mujeres, el Comité Olímpico Internacional (COI) y Always/Whisper celebraron hoy la iniciativa “One Win Leads to Another” (Una victoria lleva a otra), un programa de empoderamiento de las mujeres y las niñas a través del deporte.

En la ocasión, Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres; Nawal El Moutawakel, ex Vicepresidenta del Comité Olímpico Internacional y Presidenta de la Comisión de Coordinación de los Juegos Olímpicos de la XXXI Olimpíada (Río 2016); y Juliana Azevedo, Vicepresidenta de Procter & Gamble (Always/Whisper), destacaron el objetivo compartido de invertir en las habilidades y la capacitación de las niñas con el fin de promover una generación de mujeres más fuertes, más seguras y empoderadas.

“Nunca se debe subestimar el poder del deporte. Puede cambiar vidas aumentando la confianza de las niñas y las mujeres jóvenes en su propia capacidad, y alentándolas a tomar la iniciativa y a apuntar a lo más alto”, aseguró Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres. “Una niña que ha llegado a conocer su propia fortaleza y resiliencia en el campo de juego está preparada para usar esa habilidad haciendo frente a los obstáculos que encuentre fuera del estadio”.  

Nawal Moutawakel, campeona olímpica y miembro del Comité Olímpico Internacional, señala: “El COI tiene gran entusiasmo por seguir trabajando conjuntamente con ONU Mujeres para promover la igualdad de género, en particular a través de este proyecto, ‘One Win Leads to Another’, que se ocupa de la próxima generación de mujeres. Como mujer y atleta, sé algo acerca del poder del deporte. Lo he visto en mi propia vida. El deporte llegó a mi vida y la cambió por completo. Me dio la fuerza y la confianza en mí misma para superar muchas barreras que encontré en mi camino”.

Dos veces por semana, “One Win Leads to Another” brinda a las adolescentes que viven en contextos de vulnerabilidad social la oportunidad de ir a una de las 16 villas olímpicas participantes a practicar deportes, y de asistir a un taller de género donde se emplea el deporte como herramienta para reducir las desigualdades de género y para que las niñas aumenten y mantengan la confianza en sí mismas. Las villas olímpicas, gestionadas por el Municipio de Río de Janeiro, ofrecen a las participantes un espacio seguro donde pueden desarrollar habilidades de economía y liderazgo, adquirir conocimientos sobre su salud y su cuerpo, y tomar conciencia sobre la prevención de la violencia y los servicios a su alcance. La capacitación en diversas habilidades las ayuda a mejorar su capacidad de influir en las decisiones que afectan su vida en todos los niveles.

Hoy, Always anunció que se sumará al programa conjunto “One Win Leads to Another” para contribuir a formar al personal de capacitación que aumentará el impacto del programa. Esta acción es consecuente con la misión de la marca: intentar que no decaiga la confianza que las niñas tienen en sí mismas al llegar a la pubertad. El movimiento #LikeAGirl de Always ya ha sido motor de un cambio en la sociedad, al cambiar el significado de la frase “como una niña”. Sin embargo, la marca no se conforma con eso. El deporte ayuda a las niñas a aumentar y mantener la confianza en sí mismas; este es el motivo de que Always ponga tanto empeño en ayudarlas a perseverar en la actividad deportiva.

“La marca Always ha abogado por la confianza de las niñas en sí mismas desde hace 30 años; por eso, no podemos aceptar que la mitad de las niñas que practican deportes los abandonen al llegar a la pubertad, pues esto las limita en sus posibilidades de realizarse plenamente”, afirmó Juliana Azevedo, Vicepresidenta Mundial de Always/Whisper (P&G). “Estoy muy feliz y orgullosa de que Always sume sus esfuerzos a los de ONU Mujeres y el COI para alentar a las niñas a seguir jugando ‘como niñas’ (#LikeAGirl) y ayudarlas a aumentar y mantener la confianza en sí mismas en sus años de juventud y formación”.

El programa “One Win Leads to Another” (Una victoria lleva a otra), presente en 25 países y con la participación de 217.000 niñas y mujeres jóvenes, fue creado por la entidad socia de ONU Mujeres Women Win, y adaptado para quedar como legado en Brasil luego de la celebración de los Juegos Olímpicos. El programa ha demostrado que mejora drásticamente la confianza de las niñas en sí mismas, como también sus conocimientos sobre salud sexual, derechos, finanzas y empoderamiento económico.
•             El 89 por ciento de las niñas afirman que son líderes, en comparación con el 46 por ciento anterior al programa.
•             El 68 por ciento de las niñas han aumentado su conocimiento y su comprensión de la violencia de género, y el 93 por ciento sabe dónde denunciar la violencia.
•             Casi el 80 por ciento de las niñas tiene una mejor comprensión de su salud y sus derechos sexuales y reproductivos, y sabe cómo evitar los embarazos y las infecciones de transmisión sexual.

En el año 2017, “One Win Leads to Another” habrá llegado a 2.500 niñas de entre 10 y 18 años y a 300 madres jóvenes desescolarizadas; posteriormente, se replicará el programa en todo el territorio de Brasil y en el resto de América Latina.

Kaillana de Oliveira Donato, Marcelly Vitória de Mendonça y Adrielle Alexandre da Silva, beneficiarias del programa, representaron a más de 400 compañeras inscritas en la actualidad, compartiendo sus experiencias personales como participantes del programa en Brasil.

Adrielle Alexandre da Silva, de 12 años, compartió su sueño de ser atleta profesional o profesora de gimnasia rítmica. Describió los sacrificios que tuvo que hacer para seguir practicando deportes, pero también puso en palabras lo que considera que es la mejor lección del programa. “Aprendí que ser ganadora es hacer realidad mis sueños, ayudar a otras personas y ayudar a cambiar mi comunidad”, dijo Adrielle. “Cuando porté la antorcha olímpica, no sólo soñaba con participar en los Juegos Olímpicos con la gimnasia rítmica; también soñaba con hacer de mi comunidad un lugar sin violencia”, añadió.

Kaillana, Marcelly y Adrielle, que ahora son adolescentes, forman parte de la generación a la que apuntan los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este conjunto de Objetivos adoptado por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y lograr la prosperidad para todas y todos, con la mira puesta en el año 2030, no se puede hacer realidad sin lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. El programa “One Win Leads to Another” contribuye a generar agentes de cambio para que esta agenda de desarrollo se cumpla en su comunidad y en su sociedad.

You May Also Like