La importancia de ser feminista

Desde que el feminismo surgió como una postura de pensamiento ha sido rechazada por hombres y mujeres. Y a pesar que la humanidad ha evolucionado de manera significativa las feministas siguen siendo mal vistas.

He escuchado a muchas mujeres que rechazan la postura sobre ser feminista y casi siempre me dicen: “el feminismo es lo mismo que el machismo pero al revés”, creo que esa frase quemada es  justamente lo que la sociedad patriarcal quiere que pensemos.

De ninguna manera creo que una corriente sea lo mismo pero al revés. El feminismo busca una dignificación sobre la condición femenina en la salud, en lo político, en lo intelectual y en el desarrollo de la mujer. Y para ello no es necesario pelear con el sexo opuesto, al contrario necesitamos de él para que tanto hombres y mujeres vivamos en una sociedad libre de prejuicios.

Pero entiendo porque muchas personas ven con temor el feminismo, de hecho en una etapa de mi vida yo rechazaba públicamente esa convicción, ¿ por qué? porque a nadie le gusta sentirse rechazado pero poco a poco acepté que siempre se burlarían o me criticarían y ya llegué a la conclusión de que no me importa. El punto es exponer y dar a conocer la desigualdad de mi género sin caer en la victimización.

Si hace un siglo un grupo de mujeres hubieran abandonado la idea de luchar por el derecho del voto de la mujer, porque serían juzgadas porque el “feminismo es igual que el machismo pero al revés” nosotras seguiríamos siendo excluídas cada cuatro años como parte activa de una sociedad.

Si un grupo de mujeres no hubieran expuesto lo injusto que era el hecho de que la mujer no tenía derecho de heredar los bienes de sus padres, porque el “feminismo es igual que el machismo pero al revés”, nosotras seguiríamos sin tener la oportunidad de tener un patrimonio familiar, construido también con nuestro propio esfuerzo.

Antes la violación no era considerada un delito penado, era considerada como “una falta pasional”, pero si un grupo de mujeres  hubiera pensado “que el feminismo es igual que el machismo pero al revés” no hubieran luchado para evidenciar que es un crimen grave e incluirlo en la constitución como un delito penado.

Ahí radica la importancia del feminismo en evidenciar esas desigualdades y buscar una solución. Y en nuestra actualidad aún hay un desequilibrio entre los géneros. Por ejemplo: la sociedad presiona a la mujeres para que tengan hijos pero cuando los tienen las empresas deciden despedirlas porque ahora tienen “distracciones”. Desde el momento que ponemos un pie en la calle perdemos la autonomía de NUESTRO cuerpo porque los hombres creen que pueden tocarnos o decir “piropos”. Y sobre todo, la hiper sexualidad que vive la mujer en la actualidad, porque si no lucimos con cierto aspecto somos juzgadas y si lucimos con ese aspecto nadie nos toma en serio porque el énfasis está en el físico y no en el intelecto.

De ninguna manera me vuelvo avergonzar de mis convicciones sean las que sean y tampoco me cansaré de exponer desde mi casa, o desde estos medios esa desigualdad que se puede erradicar con información y con una formación desde pequeños.

Creo que todo esto cambiará cuando las  mujeres trabajemos juntas, cuando no nos de pena decir que somos feministas y cuando reconozcamos que necesitamos trabajar en conjunto con los hombres para formar una sociedad equitativa.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: