Periodos alterados: Sangrado menstrual abundante

  • El sangrado menstrual abundante o excesivo se conoce como menorragia.
  • Con mucha frecuencia se considera que el sangrado menstrual abundante es normal, aunque incapacite a la mujer para hacer sus actividades diarias; esto es un mito.
  • Si no se trata, este sangrado puede provocar anemia.

Ciudad de Guatemala. El ciclo menstrual o menstruación es el proceso que cada mes prepara el cuerpo de la mujer para un posible embarazo; el promedio es de 28 días, pero puede oscilar de forma normal entre los 24 y los 38 días.

A veces, la menstruación puede ser abundante. No obstante, las mujeres suelen limitar el conocimiento sobre su menstruación a lo que se comenta en su familia, a lo que se enseña en la escuela y a lo que se dice entre amigas. Los detalles sobre su ciclo siguen siendo considerados como un asunto privado y no son revelados sino hasta que se presenta alguna molestia.

El sangrado menstrual abundante es cuando la menstruación es excesiva, pesada y prolongada. Existe menorragia cuando el sangrado menstrual es excesivo, o bien cuando dura más de 7 días.

Esta condición puede impedirle a la mujer llevar el estilo de vida que quiere, ya sea al no permitirle ir a trabajar o participar en actividades como ir al gimnasio o realizar diversos deportes y siempre existe el temor de tener algún accidente vergonzoso.

Incluso, el flujo excesivo puede llevar a una mujer a la anemia si no acude con su ginecólogo para atender el problema.

¿Por qué algunas mujeres tienen flujos menstruales abundantes? ¿Es normal?

El sangrado menstrual abundante no es normal. Las reglas abundantes pueden ser una afección grave, debilitante y dolorosa.

El sangrado menstrual abundante puede indicar la presencia de una enfermedad subyacente; este –entonces- no es un padecimiento, sino un síntoma, es necesario buscar la enfermedad que está detrás de él. Un signo de este tipo hace al médico sospechar de la existencia de miomas (tumores benignos que crecen en el útero). Esta condición puede ser hereditaria.

Hay otros problemas que causan este sangrado pero que no se heredan. Por ejemplo, los pólipos endometriales (pequeñas protuberancias o salidas del tejido que está dentro del útero).

Según el padecimiento que esté causando el sangrado abundante, será el abordaje médico para solucionarlo. En las mujeres que tienen miomas, por ejemplo, éstos se pueden tratar médicamente sin necesidad de extraerlos y se quita el sangrado, pero si son de gran tamaño, será necesario hacer una cirugía para quitarlos.

También existen casos en que no se identifica una causa orgánica para esta situación. Entonces se habla de que el problema es hormonal y se le conoce como hemorragia disfuncional. En la mayoría de estos casos, se debe a variaciones hormonales.

Otras de las causas del sangrado menstrual abundante pueden ser: cambios en la dieta, cambios en las píldoras anticonceptivas o tratamientos hormonales o el uso de anticoagulantes, incluso se ha relacionado a la menorragia con estilo de vida, estrés, abuso de bebidas alcohólicas y ejercicio excesivo.

¿Cómo saber si una mujer presenta sangrado abundante?

Existen formas de saber si la menstruación es realmente abundante o no. En términos generales, cualquier mujer que vea afectada su calidad de vida con respecto al sangrado merece atención, pero existe una medida para determinar cuándo es abundante, que es de 80 ml por menstruación. No por día, sino por el total de días que dura el periodo.

Este volumen de sangre es medible. Una mujer puede darse cuenta de que tiene sangrado menstrual abundante si llena, totalmente empapadas, más de cinco toallas al día, o bien, si tiene que cambiarse cada hora una toalla empapada o un tampón empapado.

Otro de los síntomas es la presencia de coágulos de sangre grandes en el flujo menstrual, acompañados de dolor constante en la parte inferior del estómago. Si hay sangrados entre periodos menstruales o después de las relaciones sexuales.

También se pueden mencionar otros síntomas relacionados como por ejemplo sensación de cansancio, falta de aliento y falta de energía.

Tratamiento

El sangrado menstrual abundante puede tratarse de dos maneras cuando no es por razones graves: a través de anticonceptivos orales combinados o a través del Sistema Intrauterino (SIU), en ambos casos la liberación hormonal disminuye la duración y la cantidad de sangrado menstrual.

En comparación con los tratamientos orales, el SIU hormonal ofrece un mejor control del sangrado desde los seis primeros meses de uso, permitiendo un control de la hemorragia en un 87% frente a un 55% en el caso de los anticonceptivos orales y 22% de los gestágenos. Siempre que la mujer tenga irregularidades en su menstruación, debe consultar al médico.

Estas terapias tienen las mismas contraindicaciones que cualquier otro anticonceptivo: mujeres con antecedentes de trombosis o que tengan riesgo de ésta, mujeres con tabaquismo intenso, mujeres con hipertensión descontrolada, mujeres que sospechen o que tengan ya un diagnóstico de cáncer de mama o cérvicouterino.

En caso de que una mujer presente uno o más síntomas de sangrado menstrual abundante debe consultar con el especialista, ya que con el tratamiento adecuado e incorporando algunas rutinas a su vida diaria, es posible mantener una buena calidad de vida y que la menstruación no interfiera con ninguna actividad diaria.

You May Also Like