Día Mundial sin Tabaco: ocho pasos para abandonar el cigarro

Abandonar hábito perjudicial que causa dependencia no es fácil, pero con verdadero deseo y perseverancia se puede lograr.

Ciudad de Guatemala. Hoy, en el Día Mundial sin Tabaco, es oportuno dar algunas pautas para dejar de fumar, y así evitar daños al organismo, cuya progresión puede detenerse desde el momento en que se decide abandonar el cigarrillo.

Además de la adicción a la nicotina, otro factor que dificulta dejar de fumar es la presión de grupo, debido a que en el medio social del fumador consumir cigarrillos no solo es aceptado, sino también estimulado, explica el médico León Arango presidente de la Asociación Nacional contra el Tabaquismo.

Abandonar hábito perjudicial que causa dependencia no es fácil, pero con verdadero deseo y perseverancia se puede lograr.

El cuerpo reacciona muy rápido cuando se deja de fumar: la piel y el sentido del gusto y olfato mejoran de inmediato; el corazón y la presión arterial mejoran después de una semana,  y el riesgo de cáncer de pulmón e infarto del corazón disminuyen  a los seis meses, explica el médico Joaquín Barnoya, director de Investigación de la Unidad de Cirugía Cardiovascular de Guatemala.

Así que con determinación y deseo, abandonar este hábito dañino será posible en ocho pasos.

Paso 1

El fumador debe estar consciente de los síntomas de abstinencia que se manifestarán cuando deje de fumar como depresión, irritabilidad, sudoración, palpitaciones, nerviosismo, ansiedad, dificultad para dormir, y, por supuesto, el deseo de volver a fumar. El efecto de la nicotina dura poco, así que estos síntomas desaparecen en pocos días.

Paso 2

Fijar la fecha  en la que dejará de fumar y hacer un listado de las razones por las que se desea hacerlo: para estar más sano, para ahorrar dinero, oler mejor o por la familia. Previamente, comenzar a reducir el consumo de cigarrillo. Comunicar a amigos, familiares y compañeros de trabajo el plan, para recibir apoyo.

Paso 3

Deshacerse de todos los recordatorios de este hábito en el hogar y trabajo, como cigarros, fósforos y ceniceros. Limpiar lo que tenga impregnado olor a humo como el vehículo, ropa y muebles. Colocar en los lugares donde se guarda los cigarrillos y ceniceros, flores, goma de nicotina o lista de objetivos.

Paso 4

Planear lo  que se va a hacer en vez de fumar cuando se esté más propenso a hacerlo. Por ejemplo, si en el pasado se fumaba mientras se tomaba café, sustituirlo por té. Si se está estresado, dar un paseo o mantener las manos y mente ocupadas en tejer, jugar viodeojuegos o resolver crucigramas.

Paso 5

Hacer cambios en el estilo de vida: comer a horas diferentes, sentarse en otra silla o estar en otro cuarto. Adoptar otros hábitos orales, comer apio u otro refrigerio, masticar goma de mascar sin azúcar, chupar una rama de canela o fingir que se fuma colocándose una pajilla en la boca.

Paso 6

Establecer metas para dejar de fumar a corto plazo y darse recompensas cuando se logren. Todos los días, guardar en un frasco el dinero que se gastaría en cigarrillos. Gastarlo en cosas favoritas. No pensar en los días que faltan para vencer el hábito. Tomar las cosas un día a la vez.

Paso 7

Hay aplicaciones que  ayudan a cumplir el objetivo. Algunas despliegan estadísticas que se actualizan en tiempo real en forma continua, sobre los avances para abandonar el hábito. Entre estas están Quit now!, Kwit, Quit smoking, Mi último cigarrillo y Nicostopper.

Paso 8

En los programas cognitivo-conductuales la persona aprende una conducta con base a estímulos que condicionan sus respuestas. Están encaminados a modificar la conducta irracional de los fumadores al enseñarles las ventajas de adoptar una vida normal que es la de no fumar.

Etapas

El médico León Arango refiere que existen varias etapas para dejar de fumar:

– Precontemplación: el fumador piensa que dejar de fumar es una posibilidad, pero no hace planes en un futuro cercano.

– Contemplación: piensa seriamente abandonar el hábito por diversos motivos; si ya tiene alguna enfermedad relacionada al consumo de tabaco, si un familiar falleció por tabaquismo o acepta que se beneficiará al dejarlo.

– Preparación: está convencido de dejarlo y fija una fecha.
Acción: deja el cigarrillo y establece la forma para cambiar su estilo de vida. Evita situaciones que predisponen volver a fumar.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: