#CasoTCQ: Un nuevo golpe de la CICIG y el MP a la corrupción

Ciudad de Guatemala. En diciembre de 2,011, luego de haber ganado las elecciones generales, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti iniciaron las gestiones para que se diera la firma del contrato de usufructo oneroso por 25 años, de la Empresa Portuaria Quetzal -EPQ- a favor de la empresa Terminal de Contenedores Quetzal -TCQ-, esto según información dada a conocer por la CICIG y el Ministerio Público en un nuevo capítulo de lo que parece ser una incesante lucha contra la corrupción en el país.

Pérez y Baldetti, según la investigación de las autoridades, eran los líderes de una estructura criminal que facilitó una negociación entre EPQ y TCQ, lo que derivó en una serie de sobornos que alcanzaron un aproximado de US$30 millones, para la totalidad de la estructura criminal.

“El patrón es similar al del caso del Lago de Amatitlán” detalló la Fiscal General, Thelma Aldana, añadiendo que el modus operandi es “ubicar personas en las entidades o instituciones para llevar a cabo el hecho delictivo o las contrataciones anómalas”.

Según explicó Aldana, la avidez de la entonces pareja presidencial y el similar modus operandi se hizo latente cuando nombraron como interventor de EPQ a Allan Marroquín y como Sub-interventor a Ángel Pérez-Maura, “con el claro fin de firmar el usufructo oneroso entre EPQ y TCQ”.

El 14 de junio de 2012 TCQ solicitó a EPQ que le otorgara, en calidad de usufructo oneroso, una fracción de terreno de la finca portuaria equivalente a 348,171.81 metros cuadrados, ubicada al oeste del muelle comercial, zona 1 de la finca propiedad de Puerto Quetzal, para la construcción y operación de una Terminal especializada de contenedores.

El 11 de julio de 2012, se firmó el contrato de Usufructo Oneroso de 348,171.81 metros cuadrados y el espacio marítimo adyacente, entre EPQ y TCQ, pero no fue hasta la Semana Santa de 2013 que el ahora Ex Presidente Otto Pérez Molina confirmó el usufructo para TCQ por un plazo de 25 años, prorrogables por otros 25 años más.

TCQ es la filial en Guatemala de la empresa española Grup Marítim TCB, S.L.

Según explicó el Comisionado Iván Velásquez, las negociaciones entre Pérez Molina y Baldetti con TCQ, se hicieron por intermedio de Juan Carlos Monzón, quien ahora es colaborador eficaz dentro del presente caso.

Velásquez detalló como Monzón llegó, por medio de una serie de reuniones y negociaciones, a un cronograma de pago de sobornos a favor de toda la estructura criminal. Añadiendo que el 60% era para Pérez y Baldetti y que el 40% para Juan Carlos Monzón, Allan Marroquín, Julio Rolando Sandoval y William Schwank.

El Comisionado hizo especial énfasis en la participación de Pérez Molina en todo el proceso de negociación hasta llegar al pago de los sobornos. “Pérez Molina utilizó su cargo para realizar un negocio del cual tendría un beneficio directo, promovió la entrega del terreno y sostuvo reuniones con personal de TCQ”, detalló el dirigente de la CICIG.

Los hoy capturados y los delitos

Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti (asociación ilícita , cohecho pasivo, lavado de dinero y fraude), Juan Carlos Monzón (asociación ilícita, cohecho pasivo y lavado de dinero), Julio Rolando Sandoval Cano (asociación ilícita, cohecho pasivo y fraude), Mario Ruano San José (tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito), Juan José Suárez (asociación ilícita, fraude y cohecho activo), José Daniel Luna (cohecho pasivo), Allan Marroquín (asociación ilícita, cohecho pasivo y fraude), Mauricio Garín (asociación ilícita y lavado de dinero), Gustavo Martínez (asociación ilícita, cohecho pasivo y fraude), William Schwank (asociación ilícita, cohecho pasivo y fraude), Lázaro Reyes, Julio Nolberto Esquivel y Julio César Zamora (enriquecimiento ilícito), Jonathan Harry Chévez (asociación ilícita y lavado de dinero u otros activos), Guillermo Abraham Lozano (asociación ilícita), Ángel Pérez-Maura (asociación ilícita, fraude y cohecho activo).

Antejuicio

La Fiscal General anunció que el Ministerio Público presentó una solicitud de antejuicio en contra Douglas Charchal, Magistrado de la Corte Suprema de Justicia (2014-2019), por brindar apoyo a la estructura criminal liderada por Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, específicamente al colaborar con Juan Carlos Monzón para evitar cualquier adversidad legal que se suscitara para la implementación del usufructo a favor de TCQ.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: