¡Con la Salud NO se Juega!

Por José David Castellanos, molesto igual que usted.

“Piensa que cada quetzal que no llega al Estado es una pastilla menos en el sistema de salud” fueron las palabras del mágico, altruista y salvador del sistema de salud, excelentísimo y jocoso señor presidente Jimmy Morales. En aquel 14 de enero, la supuesta donación de medicamentos y equipo médico que realizaría a los hospitales nacionales hablaba muy bien de él, reflejaba el supuesto compromiso que, a la patria, ese mismo día prestaría y haría prestar a quienes lo acompañaron en el Teatro Nacional.

Ni siquiera ha cumplido 1 mes de mandato y ya nos decepcionó a todos. ¿Cómo pudo ser capaz, en estas condiciones, de entregar al sistema de salud equipo y medicamentos vencidos? ¿Cómo? Nos mintió, nos prometió que las medicinas serían un alivio a la crisis, en lo que se invierte y reforma el Ministerio de Salud, y ayer la doctora Zulma Calderón, de la PDH, encuentra medicinas vencidas en el Hospital de Huehuetenango. Y con todo esto a flor de piel, Jimmy Morales se aferra a la idea, otra vez falsa, de las fuerzas “malintencionadas” tratando de desprestigiarlo. Las pruebas, osado presidente, son pruebas.

NO REVISÓ, no CLASIFICÓ, no DEPURÓ los medicamentos antes de donarlos, no lo tenía que hacer él, sólo debía designarle esa función a un equipo de expertos. ¿Acaso creía que las farmacéuticas y fundaciones que le ayudaron no querían deshacerse de lotes que de una u otra forma ya no venderían? Acaso, señor presidente, es usted tan ingenuo e incapaz para gobernar o resultó siendo, una vez más, un político marrullero, estafador y mentiroso como lo fue Otto Pérez Molina y el mismo Alejandro Maldonado Aguirre.

Si las medicinas vencidas no causan daño, como lo afirmó Jaffet Cabrera, tampoco curan ningún mal. Por ello yo le llamo a la reflexión, presidente Morales: “piense que por cada pastilla vencida que llega al Estado, es una vida menos y un enfermo más para nuestro país”.

Comprando diputados para FCN-Nación en el Congreso, donando medicamentos vencidos y escondiendo aspectos de su declaración patrimonial, en tan sólo 29 días de gobierno, no hace más que demostrarnos, una vez más, que nos gobierna la vieja forma de hacer política, la que usted critica. Nos gobierna, otra vez, un político tradicional, Corrupto y Mentiroso. Nos toca manifestarle, nos toca.

You May Also Like