La sábila, tu próxima mejor amiga

|Por Carla Natareno|

En el mundo de la salud y de la belleza, el mejor ingrediente es lo natural, ya que no poseen químicos que puedan perjudicar el organismo del ser humano. Las abuelas siempre recomiendan recetas alejadas con plantas o hiervas por sus diversas propiedades curativas, y nada mejor que el consejo de una abuela.

La sábila es una de las plantas que más beneficios traen a la salud. Sus componentes cicatrizantes y humectantes la hacen una aliada básica y económica para lucir bien. Y después de leer sus beneficios, todas desearán tener esta planta en sus hogares.

De hecho la sábila es tan noble que es de bajo mantenimiento, básicamente se debe regar cada 15 ó 20 días y debe recibir luz natural.

¿Cómo puede aprovecharse los beneficios de esta planta? Es fácil. En cada hoja de sábila hay una gelatina transparente que hay que remover y ahí empieza la magia.

Por ejemplo, si la gastritis está presente, lo recomendable es hacer un licuado de papaya con sábila. Al licuado convencional, únicamente hay que agregarle el gel y endulzarlo.  La papaya que ayuda a favorecer la digestión, la sábila ayudará a reducir la inflamación y a la regeneración de la mucosa gástrica. Hasta la más melindrosa disfrutará de este licuado.

Los problemas de las ojeras, también se solucionan con la sábila. Para ellos, hay que guardar un poco del gel en un frasquito en la refrigeradora. Cada mañana antes del maquillaje, se debe aplicar bajo los ojos, esto ayudará a desinflamar el área y a humectar dicha área tan delgada y delicada de la piel.

Para las quemaduras del sol, hay que colocar directamente la gel sobre el área afectada, quiénes han recurrido a este remedio natural se asombrar al ver como la gel se seca mientras la piel absorbe la humedad y se refresca.

Si su hijo se come las uñas, aplique un poco del gel en el borde de los dedos. Su sabor amargo hará que el niño deje dicho hábito y mantenga unas manos y uñas limpias.

You May Also Like