El famoso escarabajo de Volkswagen, cumple 75 años

En una votación hecha por especialistas el auto se ubica entre los cuatro más influyentes del Siglo XX.

Probablemente el modelo de auto conocido como “Escarabajo” (o “Beetle”) debe ser uno de los casos más destacados de identificación de una marca. La alemana Volkswagen acaba de celebrar los 70 años del icónico modelo.

A lo largo de su exitosa historia se trata de un auto que cultiva fidelidad, especialmente por la economía de su mantenimiento y su reducido gasto en combustible.

Llamado oficialmente Volkswagen Tipo 1 (aunque la denominación surge posterior a su primer lanzamiento en el mercado, en la navidad de 1945), es el automóvil con más tiempo de producción en la historia, siendo el primero de la fábrica alemana.

 

 

Con cuatro plazas con motor trasero y tracción trasera, el modelo se encuentra disponible con carrocerías sedán y descapotable de dos puertas y en su larga carrera supera los 20 millones de autos vendidos, hasta el año 2003 que fue el último en el que se realizó de manera clásica.

Hoy es un auto de culto en numerosas subculturas, como la hippie y la del tuneo (intervenciones mecánicas), aunque se sigue fabricando, pero bajo conceptos y actualizaciones modernas.

En todo el mundo existen numerosos clubes de propietarios y fans del modelo. En 1999, una votación hecha por especialistas reunidos en Las Vegas el modelo quedó en el cuarto lugar como el Automóvil más influyente del Siglo XX, tras el Ford T, el Mini y el Citroën DS.

El modelo se produjo en Alemania hasta 1978 con carrocería sedán, mientras que el descapotable fue producido hasta 1979, aunque los últimos modelos fabricados salieron cómo modelo 1980.

En Brasil se suspendió su producción en 1986, reanudándose en 1993 por mandato del entonces presidente Itamar Franco pero la producción se volvió a detener en Brasil en 1996, mientras que en México se produjo sin interrupciones desde 1954 hasta julio de 2003.

Ese año Volkswagen lanzó la “Última Edición” conformada por 3.000 unidades con características únicas. Fue el 30 de julio cuando salió de la línea de producción el último automóvil que fue inmediatamente enviado al museo de Volkswagen en Wolfsburg.

El penúltimo, en tanto, asignado con el número 2.999 de la última edición, se encuentra en el Museo & Club del Automóvil de Puebla, México, ya que allí el modelo se fabricó ininterrumpidamente por casi seis décadas.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: