Un binomio que hace cuatro años celebraba, hoy no es más que un par de reos

¿Qué paso con el binomio presidencial de 2012 y su gabinete?

|Por: Sandy Rodríguez|

Guatemala, 14 de Enero de 2016.

Hoy es un día  muy importante para mi país y viene a mi mente el 14 de enero del año 2012, fecha en la que tomó posesión el “gran binomio presidencial”, en el que la mayoría de guatemaltecos creyó, es decir, Otto Fernando Pérez Molina y Roxana Baldetti Elías, para el periodo presidencial 2012-2016.

Recuerdo que había grandes personalidades ese día, extranjeros, como nacionales, gente muy importante, gente vestida muy elegante y glamurosa, el gabinete de gobierno de aquel entonces, en fin.

Hoy cuatro largos años después tenemos un panorama muy distinto a lo que vimos y vivimos en aquella fecha, y por ello voy a hacer énfasis en algunas personas importantes, y fueron importantes porque presidieron la mesa de honor de aquel día.

Ingrid Roxana Baldetti Elías, una mujer admirada y respetada por muchos guatemaltecos, admirada en ese momento por tantas mujeres, ya que llegó a ser la primera mujer vicepresidenta del país, pero todo esto se terminó el 8 de mayo de 2015, día en que Baldetti tuvo que renunciar a su cargo, porque la ciudadanía se lo exigió.

Hoy Baldetti Elías guarda prisión preventiva en la cárcel para mujeres Santa Teresa, por su supuesta participación como líder de la estructura criminal denominada “La Línea”, acusada de cometer los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso espacial de defraudación aduanera.

Otto Fernando Pérez Molina, el hombre de la “mano dura”, el que prometió combatir la delincuencia y darnos más seguridad a los guatemaltecos, el que prometió tanto y no logró cumplir nada, culminó su mandato el 2 de septiembre de 2015 al presentar su renuncia al Congreso de la República.

Hoy Pérez Molina guarda prisión preventiva por su posible vinculación como líder de “La Línea” y es acusado de cometer los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera.

También recuerdo que aquel día se encontraba presente, en la mesa de honor de la toma de posesión, la señora Thelma Esperanza Aldana Hernández de López, quien fungía como Presidenta de la Corte Suprema de Justicia. Tiempo después, en mayo del 2014, fue electa, por el Presidente Pérez Molina, como Fiscal General y Jefe del Ministerio Publico.

Las ironías de la vida, quién iba a pensar que la misma señora Fiscal General elegida por Pérez Molina iba a ser quien  se atreviera a acusarlo tiempo después.

No quiero dejar pasar por alto al “distinguidísimo” diputado Gudy Rivera, en su papel de ese día como Presidente del Honorable Congreso de la República y miembro del Partido Patriota.

Hoy Rivera enfrenta un proceso de antejuicio y es señalado por  la CICIG y el MP de tráfico de influencias en el proceso de elección de magistrados de Apelaciones y todo esto para favorecer a Roxana Baldetti. En este periodo no podrá asumir el cargo de Diputado al Congreso ya que el TSE no se lo permitió por ser parte de un proceso de antejuicio.

Cómo olvidar a la diputada por el PP y tercera secretaria del Congreso de la Republica, nada más y nada menos que Emilenne Mazariegos, quien un tiempo después se convirtió en comadre de Roxana Baldetti, al elegirla como madrina de bautizo de su hijo menor.

Al día de hoy Mazariegos es señalada por el MP de cometer los delitos de cohecho pasivo y tráfico de influencias y por lo mismo enfrenta un proceso de antejuicio, hasta renunció al PP para declararse independiente.

Recuerdo como después del 16 de abril del 2015, día en que se dio a conocer el caso “La Línea”, investigado por la CICIG y El MP, el barco del binomio presidencial y su gabinete se fue hundiendo poco a poco,  y acá también voy a resaltar a algunas personas importantes.

El primero en dejarlos fue el “fisiquín” como le decía Baldetti a Alejandro Sinibaldi, el ex Ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, quien fue nombrado por Pérez Molina para dicho cargo. Lo que sí es evidente es que la única buena decisión que tuvo durante su carrera política fue la de desaparecer en el momento indicado.

Héctor Mauricio López Bonilla, quien fue Ministro de Gobernación durante el gobierno de Otto Pérez Molina, dejó el cargo el 21 de mayo de 2015,  su lugar fue ocupado por Eunice Mendizábal.

Cynthia del Águila de Saenz de Tejada, quien fue Ministra de Educación, pertenecía al grupo que llegó al gobierno en 2012,  renuncia el  22 de Agosto de 2015 al cargo, aduciendo sentirse “decepcionada” por la vinculación de Pérez Molina en el caso La Línea.

Luis Enrique Monterroso fue Ministro de Salud Pública y Asistencia Social, nombrado por Otto Pérez el 24 de septiembre de 2014, estuvo casi un año al frente del Ministerio, hasta el 23 de agosto de 2015, día en el que presentó su renuncia al cargo.

Sergio de la Torre, fue Ministro de Economía durante el gobierno de Otto Pérez Molina hasta el 22 de Agosto de 2015, cuando presentó su renuncia, el ex funcionario  califico de “difícil” tomar esa decisión, además expresó su “decepción” por el gobierno de Pérez Molina.

Y así fue como poco a poco el barco se hundió y el mandato presidencial de ese binomio no logró llegar a esta fecha.

Hoy, después de cuatro años, vemos a un binomio presidencial diferente, elegido por un país desesperado, cansado y con la esperanza de que, en estos  4 años que vienen, haya un verdadero cambio para nuestra Guatemala. Dentro esos cuatro años veremos cómo queda el panorama.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: