Elecciones 2015 “¿fiesta cívica?”

|Por: Ana Lucía Rojas|

El día 25 de octubre de 2015, para muchos guatemaltecos, es un día de luto. La fiesta cívica no existe. Juventud desesperada. Las urnas vacías. El ambiente de incertidumbre ha sido el clima de este domingo. Este día de elecciones, ha dejado una atmosfera de expectación. Muchos guatemaltecos, en su mayoría jóvenes, se abstuvieron de emitir su voto el día de hoy, esto por no sentirse representados y tampoco identificados con ninguno de los dos contendientes que pretendían llegar al poder.

El sentimiento de la juventud guatemalteca se traduce en indignación e impotencia. El fervoroso deseo de esta nueva generación es ver florecer a Guatemala, ser un país ejemplo, como lo ha sido los últimos meses. Es por esto que el nuevo lema es “El 14 de enero a las 14 ahí estaremos” lo que se traduce en una incesante vigilancia y fiscalización al nuevo Presidente de Guatemala, que asumirá el cargo en esa fecha.

No hace falta recordarle al nuevo mandatario que un grupo grande estará a sus espaldas calificando y censurando cada paso y decisión que tome. El principal objetivo que debe alcanzar el Presidente es convencer y no convencer con palabras, sino con acciones. Acciones que deben encaminarse a mejorar la situación en el sector de salud, educación y seguridad, que debido a décadas de gobiernos corruptos, encuentran en crisis. Asimismo, el tema de corrupción sigue latente. Es por esto que el nuevo Presidente debe estar consciente y no cometer ningún acto que ponga en duda su mandato.

Es por esto que Guatemala está unida por un objetivo en común, un mejor futuro y un mejor país. Y así, finalmente celebrar esa fiesta cívica que tanto anhelamos.

You May Also Like