Gobierno desmiente ascenso como general del ejército a Jesús Nazareno de la Merced

Ciudad de Guatemala. Las autoridades de gobierno guatemalteco desmintieron hoy haber recibido alguna solicitud para ascender de coronel a general la imagen de Jesús Nazareno de la Merced y salieron al paso de los comentarios divulgados en medios locales sobre ese acto religioso.

Alejandro Palmieri, Secretario de Comunicación Social de la Presidencia de Guatemala, informó que esa idea surge por parte de los miembros de la parroquia y la feligresía católica.

“No es promovida ni por el Presidente, ni por el ministerio de la Defensa esta iniciativa, surge, tengo entendido, de la cofradía, la parroquia y los fieles que veneran esta imagen y han girado afiches y publicidad en este sentido, no es una iniciativa del Ejecutivo”, expresó el funcionario.

Añadió que para un acto de tal naturaleza se debe tener la aprobación de la alta jerarquía católica. “De todos modos para algo así tendría que ser aprobada por la alta jerarquía católica, tenemos entendido que eso no ha sucedido y si eso pasa o no, el Ejecutivo no va a tener ninguna participación en este tema”, puntualizó.

Por su parte, el vocero de las fuerzas castrenses, coronel Hugo Rodríguez, explicó que este tipo de ascensos son efectuados por el Presidente de la República como comandante General del Ejército según la Constitución Política de Guatemala, pero aclaró solo lo hace con miembros del instituto armado.

Rodríguez señaló que esta solicitud no fue por parte ni del Ejecutivo ni del Ejercito, sino es una información que salió de los representantes de la Iglesia de La Merced.

Antecedentes

Rafael Carrera, quien gobernó Guatemala entre 1854 y 1865, otorgó el grado militar de coronel a la imagen mercedaria, la cual salió en procesión extraordinaria de rogativa tras brotes de cólera en el país.

Carrera fue durante su vida un gran devoto del Nazareno Mercedario y le obsequió una túnica, la cual todavía se conserva entre el vestuario de la imagen.

El 5 de agosto de 1717,  Sesenta y dos años después, la imagen fue consagrada, siendo la primera en Guatemala,  por el Obispo Fray Juan Bautista Álvarez y Toledo.

Foto: Theo Melenaar

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: