‘Chapines Van’ a recorrer América sobre ruedas

Dicen que la mejor inversión que se puede hacer son los viajes, pues no hay mejor escuela que aprender a convivir con otras culturas y costumbres. Las ganas de conocer el mundo, de aventurarse, perderse y probar cosas nuevas, hizo que surgiera Chapines Van.  

Chapines Van nace con un simple sueño: recorrer América sobre ruedas. Esta es la historia de Thelma y Juan José, dos guatemaltecos que decidieron dejar todo y emprender un viaje sobre una “cámper” o casa rodante.  Su objetivo es recorrer toda América, desde Alaska hasta Argentina, empezando por Belice o México, como primer parte del viaje. Tanto Juanjo como Thelma, son arquitectos. Él trabaja en una desarrolladora y ella tiene una empresa que se dedica a confeccionar y diseñar carteras con textiles guatemaltecos. Se conocieron hace 5 años y desde entonces han recorrido distintas partes del mundo juntos.

Somos aventureros, nos encanta conocer el mundo de una manera simple y minimalista. Encontrar a una persona que quiera recorrer el mundo contigo y de la misma forma, no es fácil, por lo que esta es una oportunidad única en la vida” expresó Juan José Mancio. Todo empezó en el 2016, cuando la pareja realizó un viaje como mochileros a Europa. Ahí, se dieron cuenta de la pasión que tenían por viajar, por lo que se propusieron algún día recorrer América en carro. Empezaron a investigar sobre otros viajeros que habían realizado travesías parecidas y se convencieron a comenzar la búsqueda de su principal elemento para lograrlo: la casa rodante.

La camper, como le dicen ellos, la encontraron a través de una amiga que los refirió. Por suerte, esta se encontraba en Guatemala, por lo que fueron a conocerla e inmediatamente se enamoraron. Esta cuenta con baño, lavamanos, refrigeradora, congelador, microondas, estufa, lavaplatos, cama, comedor, sala, estanterías y hasta una radio. Thelma y Juan José cuentan que, aunque les costó decidirse, sabían que este sería el inicio de ese gran sueño que habían conversado hacía unos años.

La distancia no es corta, unos 28,000 kilómetros separan Alaska de Argentina. Por ello, no tienen un itinerario, ni un tiempo definido para lograrlo. Esto dependerá de cuánto les guste el lugar o si desean explorarlo más. Para financiarse, tienen planificado buscar trabajos en línea que les permita movilizarse sin problemas. También, están abiertos a tomar pequeños trabajos en el camino, que les permita llegar al siguiente destino. “Nuestras ganas de viajar son demasiado grandes. Estoy segura que se nos presentarán muchísimas oportunidades y personas en el camino, que nos ayudarán a cumplir nuestro sueño” comenta Thelma Dávila, de Chapines Van. 

Chapines Van tiene página web y cuentas en redes sociales con el objetivo que las personas puedan acompañarlos en este viaje y conozcan América a través de sus ojos. “La vida es muy corta como para no disfrutarla. No tengan miedo a cumplir sus sueños, por muy locos o diferentes que parezcan. Sean valientes y persigan sus metas, ya sea emprender, viajar, renunciar o ser feliz” expresó la pareja de Chapines Van.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: