Banco de Alimentos de Guatemala hace un llamado para aumentar las donaciones de alimentos y ayudar a miles de familias

Tras presentar los resultados de la gestión realizada el año pasado, la cual benefició a más de 360 000 personas, el Banco de Alimentos de Guatemala (BAG) exhortó a empresas y donadores individuales para que, en vez de desperdiciar alimentos no consumidos, estos se conviertan en donaciones para miles de familias que sufren de hambre a causa de la pobreza.

Las 490 toneladas de alimentos captadas en el 2017 crecieron casi un 40 % con respecto a años anteriores, lo cual contribuyó a aumentar cobertura del BAG, cuya labor es captar y distribuir alimentos en áreas de extrema pobreza.

Actualmente, el BAG atiende a familias en Quetzaltenango, Chimaltenango, Sacatepéquez, Villa Nueva, Mixco, San José Pinula, Santa Catarina Pinula, San Pedro Ayampuc, colonia El Limón de la zona 18 de la Ciudad de Guatemala, Palencia, Tierra Nueva, entre otros.

“El 2017 fue un año maravilloso para el Banco de Alimentos y esto nos motiva a luchar para cumplir nuestro propósito de incrementar el número de comunidades a las que apoyamos. Los resultados demuestran que podemos combatir el hambre y apoyar el desarrollo integral de los guatemaltecos en extrema pobreza”, señaló Édgar Estrada, director ejecutivo del Banco de Alimentos de Guatemala.

 

Recursos alimenticios aprovechables

Para el BAG es prioridad mejorar el nivel y la calidad de vida de familias que no poseen recursos para una alimentación adecuada. Es por eso que desde el 2006 se han dedicado a recuperar y aprovechar todo tipo de alimento para consumo humano, bajo la consigna de tener, por lo menos, un tiempo de vida de 15 a 30 días.

Teniendo como prioridad la integridad de las familias beneficiarias, el Banco de Alimentos de Guatemala realiza un exhaustivo proceso de control de calidad para asegurar que el producto donado no esté en mal estado, abierto o caducado. Esta labor, al mismo tiempo, crea conciencia entre productores y distribuidores para evitar y reducir el desperdicio de los mismos.

Los productos que se han reunido a la fecha consisten en avena, granos básicos, leche, cereal, embutidos, jugos, galletas, frijol en lata, Incaparina, azúcar, té, sopas, azúcar, sal, sopas, pastas, salsas, golosinas, entre otros. Con menos frecuencia se han recibido artículos de higiene personal.

 

Empresas y personas generosas

Debido a que esta labor depende exclusivamente del apoyo de empresas y personas donantes, el Banco de Alimentos de Guatemala otorgó un reconocimiento especial para agradecer la confianza en la organización.

En esta ocasión eligió a 13 empresas que destacaron en el 2017 por su constante apoyo y solidaridad. Estas fueron: Central de Alimentos, Industrias Alimenticias Kerns, Empacadora Perry, Nestlé Guatemala, Corporativa 4 Pinos, Unilever de Centroamérica, Kellogg´s de Centroamérica, Arrocera los Corrales, Comercializadora Campbell, Maseca, Bimbo, Leche Australian y Naturaceites.

“Estamos muy agradecidos con nuestros donantes, con quienes estamos comprometidos tanto para hacer una movilización eficiente de los productos donados, como para poner en alto la generosidad de sus marcas y los valores que demuestran”, agregó Estrada.

El Banco de Alimentos de Guatemala da la oportunidad al público en general de ser parte de estos esfuerzos, de tres formas diferentes: donación de producto, ya sea proveniente de producciones propias o por medio de actividades de recaudación; eventos de promoción o actividades para recaudar fondos y comprar alimentos según necesidades identificadas por el BAG o la participación en voluntariados empresariales.

“Aceptamos cualquier tipo de donación para destinarla a la alimentación de miles de familias, independientemente de la cantidad”, concluyó el director.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: