Cómo elegir la cama ideal para dormir en pareja

En ocasiones, la elección de una cama puede ser una tarea difícil, y se complica aún más cuando la decisión debe ser tomada en pareja ya que se deben evaluar varios elementos como el nivel de confort, la altura del colchón, y la tela, entre otros aspectos que influyen en el descanso.

Al momento de dormir cada persona tiene sus propios hábitos. Están los que prefieren dormir de lado, boca arriba o boca abajo; los que adoran cubrirse con las sábanas y los que necesitan que sus pies o manos se sientan libres durante la noche. Por eso cuando llega el momento de compartir la cama con una pareja estas peculiaridades pueden ser difíciles de conciliar. Sin embargo, hay que poner mucho empeño en la elección de la cama ya que una buena noche de sueño puede significar una mayor productividad a lo largo del día.

Así que no nos alarguemos más y veamos algunos consejos para facilitar la elección de una buena cama.

 

  1. Probar la cama

Es importante que ambos se dirijan en búsqueda de la cama, ya que el primer paso es la prueba de la cama para diferenciar los componentes, características y beneficios entre cada marca y modelo.

Para la prueba ambos deben acostarse en la cama, como mínimo 5 minutos y en su postura habitual de descanso para comprobar el nivel de confort que se adapta mejor a cada uno (suave, intermedio o firme).  “Las personas son diferentes y requieren un colchón específico. Al tener esta experiencia previo a la compra, es más fácil definir qué tipo confort se necesita”, indicó Luis Torres, coordinador de marca de Camas Blü Comfort.

 

  1. Elegir el tamaño

Como bien dice el dicho “el tamaño sí importa”. El tamaño de la cama es un aspecto muy importante a tomar en cuenta ya que esto ayudará a que ambos puedan recostarse con mayor comodidad.

Generalmente se recomienda que la cama mida 20 cm más de la atura de la persona más alta, para que queden 10 cm sobre la cabeza y debajo de los pies. Las opciones más aconsejables para tener suficiente espacio son las de tamaño Queen o King, pero para poder elegir la más adecuada es imprescindible conocer el tamaño de su nuevo dormitorio. 

Otro aspecto importante en este sentido es la altura de la cama. Se considera que lo ideal es una altura promedio de 20 a 30 pulgadas ya que esto permitirá que los movimientos para subir y bajar de ella sigan las curvaturas naturales del cuerpo, logrando tener una postura correcta de la columna, caderas y hombros, para prevenir dolores musculares y articulares. “En este punto es importante saber que la altura de la cama no determina el nivel de calidad”, mencionó Torres.

 

  1. Conocer los materiales

Es importante que la persona conozca los componentes de la cama, el tipo de espuma, el resortaje y la tela, que le ayudarán a identificar y satisfacer sus necesidades específicas en el descanso.

La tela debe ser suave, fresca y durable. Existen personas que tienen dificultad para dormir debido a situaciones alérgicas, por lo que pueden buscar telas con antiácaros, repelentes de zancudos, entre otros tratamientos que contribuyen a ayuden a mantener la higiene de la cama.

Otro elemento de clave es el sistema de resortes, ya que este ayuda a distribuir el peso de una mejor manera, permitiendo un descanso más cómodo. Blü Comfort tiene un exclusivo sistema de resortes Power Bonell Plus, que brinda un mejor soporte y distribuye el peso de mejor manera, evitando sobrecargar solo unas partes del cuerpo. “Esto tendrá un impacto beneficioso en la espalda y la postura al dormir, además que representa durabilidad de la cama”, puntualizó Torres.

 

Tips:

  • Busca el respaldo de una empresa confiable y de gran trayectoria. Una máxima cantidad de años de garantía no necesariamente es sinónimo de buena calidad.
  • No escatimes en el costo de tu comodidad. “En promedio pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo que es importante cuidar de nuestro sueño”, reafirmó Torres.
  • Verifica si la cama tiene un respaldo de responsabilidad ecológica.

You May Also Like