#CasoSiekavizza Años de recursos frívolos y dilatorios no detuvieron a la justicia guatemalteca, Barreda y la madre de este van a juicio

Ciudad de Guatemala. Los indicios presentados por el Ministerio Público fueron suficientes para que el Juzgado de Mayor Riesgo B considerara que Roberto Barreda y Ofelia de León enfrenten juicio por el femicidio de Cristina Siekavizza.

El pasado 26 de noviembre de este año, los fiscales a cargo del caso, solicitaron que los sindicados enfrenten debate oral y público por el hecho y entre las pruebas testimoniales, presentaron las declaraciones de la empleada doméstica de la familia Patrona Say, quien aseguró escuchar una discusión entre la pareja el 6 de julio de 2011 y luego la pelea donde Barreda le quitó la vida a su esposa.

La investigación del MP ha sido  fundamental en el caso. Durante la audiencia se hizo énfasis en el dibujo a mano alzada que el hijo de Barreda y Siekavizza plasmó de su papá y su mamá donde según los peritajes hechos y presentados por los fiscales, detalla varias acciones cometidas por Barreda.

Asimismo, el juzgador dio valor probatorio a las pruebas de luminol practicadas en la residencia de la familia, las cuales resultaron positivas al hallazgo de sangre que posteriormente fue limpiada en algunas áreas de la casa.

Para el juez los indicios presentados por el Ministerio Público fueron suficientes, para considerar que Roberto Barreda y su progenitora, Ofelia de León deben ir a juicio por la muerte de Cristina Siekavizza, hecho ocurrido el 06 de julio de 2011.

Barreda deberá enfrentar juicio por los delitos  de femicidio, amenazas y maltrato contra personas menores de edad; mientras, su madre, Ofelia de León, por los ilícitos de amenazas.

La investigación de este caso está a cargo de un grupo de hombres y mujeres fiscales que han dedicado muchas horas para establecer la responsabilidad de Barrera y otras personas en el femicidio de Cristina Siekavizza.  Hoy este trabajo arduo permitió que Barrera y De León enfrenten juicio por este lamentable hecho.

Imagen: guatemalachronicle.wordpress.com

You May Also Like