Que Jimmy y las 107 ratas #RenuncienYa, con el respeto que las ratas se merecen

|Por: Gabriel Castellanos|

El pueblo de Guatemala finalizó agosto viendo el descaro del estropajo de presidente (con minúsculas a propósito) al tratar de sacar al Comisionado Iván Velásquez del país, eso le significó encender las alertas nacionales e internacionales, además de dejar muy en claro que él mismo es un producto de un sistema de partidos políticos absolutamente corrupto, demostró ser parte de la máquina de maldad que tiene al país como lo tiene.

A lo anterior le sigue el papelón del sobresueldo y la forma en la que el 13 de septiembre de 2017 se selló un pacto de corruptos al demostrarse que el congreso formó un bloque de diputados que pretendía hacer lo que se les daba la gana con el poder que el pueblo les delegó, que quede claro que no por un apoyo real en las urnas, sino que por la falta de opciones.

Ese mismo 13, tuve el honor de asistir a manifestarme en contra de ese pacto de corruptos, pero percibí que aunque uno manifieste su descontento, a las autoridades poco parece importarles lo que se diga en las manifestaciones.

Pero ayer 14, un grupo de valientes dejó muy en claro lo que los guatemaltecos sentimos y les apuesto que ese sentimiento es el mismo en la plaza o en el zaguán de cualquier tienda de barrio: “Los guatemaltecos ya no toleran los abusos y la indolencia de las autoridades a las necesidades de un país que se esfuerza y que no tiene más que el desprecio de sus gobernantes”.

Lo que ayer ocurrió demuestra que la cosa ya no tiene solución para Jimmy ni para los diputados, la única forma de que esto se solucione es que se sujeten a la ley, a la voluntad popular y a la justicia. Pero para demostrar su buena voluntad esto solo se empezará a calmar con que renuncien los 107 diputados, Jimmy y cuanta rata les apoye. Porque ¿Quiénes putas se creen para seguir haciéndonos víctimas de un sistema corrupto?

You May Also Like